Alimentos

Probióticos: beneficios y alimentos.

By 21/01/2018 No Comments

Quizás hayas oído hablar de los probióticos, cada vez hay más profesionales de la medicina que complementan los tratamientos con éstos para evitar daños en el organismo causados por los medicamentos. Se pueden encontrar en las farmacias, pero también puedes incorporar a tu dieta algunos alimentos que tienen el mismo efecto.

Los probióticos son bacterias y levaduras benignas que activan la flora intestinal, y que en cantidades adecuadas presentan una serie de beneficios para el organismo.

El equilibrio de la microbiota intestinal puede verse alterado por el estrés, los fármacos, enfermedades o la mala alimentación. Cuando esto sucede, el organismo se ve perjudicado sobre todo a nivel gastrointestinal.

Beneficios de los probióticos
  • Mejoran el funcionamiento del tracto intestinal, evitando el estreñimiento o la diarrea y reduciendo la hinchazón abdominal y los gases.
  • Favorecen la absorción de nutrientes, lo que repercute directamente a tener mejores digestiones.
  • Mejoran los síntomas de enfermedades inflamatorias tanto a nivel intestinal como cutáneo.
  • Refuerzan el sistema inmunológico y ayudan a prevenir alergias.
  • Producen sustancias beneficiosas para el organismo como son los ácidos láctico y acético para crear defensas frente a los gérmenes.
  • Activan la síntesis de vitamina A, vitaminas del grupo B y vitamina K.
  • Reducen las infecciones de tracto genito-urinario.
¿En qué alimentos puedo encontrar probióticos?

Yogur: uno de los probióticos más consumidos. Consume aquellos que contengan lactobacillus o acidophilus para aprovechar el efecto probiótico.

Kéfir: es un fermentado de leche con proteínas de fácil digestión. Rico en calcio, magnesio y fósforo. Contiene vitaminas del grupo B y K y triptófano.

Kombucha: un té fermentado que estimula el sistema inmune gracias a sus efectos probióticos.

Miso: pasta obtenida por fermentación de la soja.

Temphe: otro tipo de alimento obtenido mediante la fermentación de la soja. Es muy rico en proteínas y contiene vitamina B12 y todos los aminoácidos esenciales.

Kimchi: un fermentado del repollo chino. Es rico en vitaminas C y del grupo B, calcio, carotenos, proteínas y antioxidantes. Durante el proceso de fermentación produce ácido láctico, el cual previene el crecimiento de flora patógena.

Chucrut: es un fermentado del repollo rico en vitaminas A, B, C y E, y uno de los probióticos más destacados.

Microalgas verdes y azules: como la espirulina o la chorella. Activan los lactobacillus y bifidobacterias del intestino, además de ser muy nutritivas y antioxidantes.

Chocolate negro: las bifidobacterias se alimentan de él dando lugar a compuestos antiinflamatorios. Contienen cuatro veces más probióticos que los lácteos.

Quesos fermentados: Algunos quesos como el requesón, gouda, cheddar y mozzarella contienen probióticos. Son ricos en calcio, fósforo, selenio, vitamina B12 y proteínas.

Estos son algunos de los alimentos con más carga probiótica, pero existen muchos más. Varios de ellos tenemos incorporados a nuestra carta, ¿te animas a probarlos?

Deja tu comentario